Miedo y viajes en el tiempo

¿Sabes que creo, menuda?
Creo que Juan Sinmiedo conoció el miedo al ser papá. Al menos a mí me ha pasado. Por muy valiente que uno sea, esto aterra al más aguerrido. Y es que como decimos en mi tierra “paso pena” por casi cualquier cosa que te pueda suceder. No lo puedo evitar. Que si el parque, que si el mercado. Que si te mareas en la sillita del coche o que subes hasta los trenta y nueve con nueve de fiebre. Que si te muerden o muerdes… Es horrible. Quiero huir, salir corriendo. Desaparecer.
Entonces sucede que me canso de tanta preocupación y, como si de un oficio se tratara, pruebo de colgar la bata y cerrar la consulta de padre. Incluso a veces llevo mi ignoráncia aún más allá. Intento volver atrás en el tiempo y, como si nada hubiera cambiado, pretendo ignorar mis obligaciones e ir de solitario por la vida. Así pues empiezo absurdos hobbies, me concedo caprichos de adolescente y me peino como si tuviese mucho pelo.

Pero la verdad es que te necesito. El mundo se ha movido y no hay nada que hacer. Porque si mamá te lleva de bolo con ella, y tengo que pasar un solo dia sin tí, la casa se me cae encima. De repente todo es de color sepia y huele a rancio. Hay demasiado silencio y sobra demasiado tiempo para acabar el dia. Entonces es cuando dejo de matar marcianitos y abro la carpeta donde guardo las fotos del día en que naciste.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s